Los problemas crónicos y nuestra adicción a soluciones de corto plazo

En todo el mundo, los diferente gobiernos enfrentan problemas que los han venido acompañando por muchos años, algunos permanecen en un mismo nivel en sus manifestaciones no deseables, y en otros casos, esas manifestaciones no deseables se van escalando con el paso del tiempo.

Éste tipo de problemas se les conoce como problemas crónicos, es decir son problemas que se auto-preservan con el paso del tiempo. ¿Por qué sucede esto?, por una sencilla razón; los problemas crónicos se auto-preservan debido a que las “soluciones” que se aplican contienen los ingredientes que favorecen a que se auto-preserven, y con fecuencia, no solo se permanecen con el paso del tiempo, sino que se escalan causando un impacto negativo cada vez mayor, después de cada intento de solución.

Lo anterior significa que existen ciertas condiciones que rodean a dichos problemas crónicos que favorece a su permanencia. Una de éstas condiciones es precisamente la adicción a la búsqueda y aplicación de soluciones que den resultados de inmediato, es decir en el corto plazo.

La ocurrencia de éstos problemas, se puede presentar a nivel personal, familiar, en comunidades pequeñas, empresas o incluso ciudades, estados y países. Por ejemplo, no es extraño que ante un malestar acudamos a una consulta médica, y después de una larga serie de preguntas sobre nuestra condición física, síntomas y con frecuencia la auto-medicación, el médico concluya que el malestar que queremos eliminar, se ha venido agravando, precisamente por el tratamiento o medicamentos auto recetados.

 

¡Claro está!. Cuando nos auto medicamos, no es porque estemos buscando agravar los sintómas o malestar que queremos en realidad eliminar, al contrario, buscamos precisamente una cura casi mágica o inmediata. Lo cual en realidad NO sucede.

Es importante no perder de vista que las situaciones problemáticas que favorecen que el problema crónico se auto – preserve, son ¡racimos de problemas interconectados!, por eso es que pensamos que atendiendo UNO de esos problemas, obtendremos mejoras, cuando en realidad, existen aún vivos muchos otros problemas estrechamente interconectados que mantienen vivo al problema crónico en cuestión.

Pensemos a nivel país, en nuestro México, ¿qué problemas crónicos hemos venido padeciendo en los últimos 10, 20 o 30 años?, podemos enumerara algunos de ellos:

1. Pobreza y probreza extrema de milones de mexicanos
2. Deserción escolar
3. Inseguridad
4. Tráfico de drogas, incluyendo narcomenudeo
5. Escasez de agua en diferentes regiones del país
6. Deficientes servicios de salud
7. ¡Corrupción!
8. Tráfico de influencias, nepotismo y varios etcéteras relacionados

Las soluciones que con frecuencia se aplican son del tipo de las buscan soluciones de inmediato o en muy corto plazo a alguno o varios de esos problemas crónicos. La verdad es que al aplicar ese tipo de soluciones, se genera una especie de alivio o esperanza de que las manifestaciones no deseables de dichos problemas se mitiguen o en el mejor de los casos se disuelvan por completo.

Al paso del tiempo, y ante nuestro asombro sucede exactamente lo contrario, y el proceso de pensamiento convencional, lógico o intuitivo, es incrementar las dósis de la solución previamente identificada, lo que únicamente agrava la situación problemática.

¿Por qué actuamos de ésta manera?, desde mi punto de vista, es porque ignoramos las conexiones sistémicas entre un gran número de variables que interactúan de manera interdependiente generando, lo que coloquialmente denominamos círculos viciosos.

En Teoría de sistemas o pensamiento sistémico se han identificado este tipo de círculos viciosos denominados como arquetipos, siendo uno de sus autores el Dr. Peter Senge

Veamos a manera de ejemplo uno de estos arqueticos que se conoce como desplazamiento de carga.

Como punto de partida, identificamos síntomas o manifestaciones de un problemas, y antes de buscar la o las causas que de manera interdependiente lo originan que nos llevaría a identificar una solución fundamental, lo que hacemos es implementar lo que se conoce como una solución sintomática, es decir, aquellas soluciones conocidas y que se pueden implantar de manera rápida a un costo que se considera razonable.

 

Al ignorar las verdaderas causas del problema o situación problemática que buscamos solucionar, generamos efectos colaterales que solo agravan el problema y provocan que se reduzca nuestra capacidad de encontrar soluciones fundamentales, ya que como se muestra en el diagrama requieren de un tiempo mayor de análisis, investigación, e incluso de simulación de posibles escenarios.

Veamos un ejemplo actual, relacionado la creciente inseguridad en México, cuándo el gobierno en turno decide que la pacificación del país se logrará incrementando el número de efectivos en la Guardia Nacional, en realidad esto es tan solo una HIPÓTESIS de solución, que habrá que probarla para validar que tenga los efectos esperados, y este ejemplo concreto equivale precisamente al de una solución sintomática.

Por otra parte, el Presidente López Obrador, afirma que -también- se atenderán las causas que han generado dicha inseguridad, a través de los diferentes programas que impactan el bienestar de millones de mexicanos, tales como becas a universitarios y preparatorianos con la hipótesis de que reducirá la deserción y con ello el riesgo de que se enrolen en las filas del crimen organizado, o el programa de pagar a campesinos un sueldo mensual para que siembren millones de árboles, o el de jóvenes construyendo futuro, que genera oprtunidades a millones de jóvenes para que aprendar un oficio o desarrollen habilidades que les permita conseguir un empleo permanente.

Todas estas alternativas de solución, como lo mencione con anterioridad son en realidad hipótesis de solución, que buscan resultados en el corto plazo.

Si las hipótesis son válidas, los resultados serán notorios en el “corto plazo” ( 1 a 2 años en el mejor de los casos), pero si no son válidas, el o los problemas crónicos interconectados -en el mejor de los casos- seguiran presentes en el mismo nivel que se manifestaban antes de aplicar dichas hipótesis de solución, y en el peor de los casos, pueden crecer en su intensidad y frecuencia, ratificando la invalidez de dichas hipótesos de solución.

Lo antes mencionado, se deriva precisamente de una adicción que en realidad nos aqueja a muchas personas, y es la adicción a la identificación y aplicación de soluciones que den resultados en el corto plazo.

Lo que podemos hacer de manera alternativa, lo explicaré en un siguiente artículo, solo les mencionaré que muchas de las soluciones que identificamos como de corto plazo, en realidad son necesarias, y al mismo tiempo son insuficientes para incidir en la verdadera disolución del problema crónico o situación problemática que buscamos erradicar.

Fuente de la imagen Despazamiento de Carga: https://slideplayer.es/slide/5394334/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.