democracia

El capitalismo no va a sobrevivir el siglo XXI. ¿Y nosotros?

Traducciones & Diversos Autores

Nota importante: en esta sección estaremos publicando traducciones al español de artículos de otros autores publicados originalmente en inglés, siempre que contemos con la liga que les permita leer el contenido orginal, la incluiremos al final de la traducción. Esperamos que estas lecturas sean de utilidad para mejorar sus organizaciones y sociedades.

Read more

Se Necesita un Cambio de Paradigma en la Teoría de Liderazgo

Adizes (Traducciones)

Por: Ichak Kalderon Adizes Ph.D.
*El Dr. Adizes es fundador del Instituto Adizes www.adizes.com en Santa Bárbara California y reconocido consultor a nivel mundial

Publicado en: mayo 2 del 2017

El Paradigma Existente


Las teorías y prácticas occidentales de “management” se están extendiendo alrededor del mundo como un fuego. Los titanes Estadounidenses de la industria están dejando en escrito su práctica de management, o liderazgo, como lo hicieron Lee Iacocca y Jack Welsh, y sus libros están siendo traducidos y alabados como si fueran libros de oración. Escuelas occidentales de negocios están abriendo sucursales en todo el mundo, enseñando teorías de management y liderazgo así como las disciplinas funcionales de marketing, finanzas, gestión de la cadena de suministro (SCM), etc.

Yo pienso que lo que se está extendiendo en todo el mundo no es solo un proceso sistémico, benigno, libre de valores y lógico. Yo sugiero que lo que está siendo extendido junto con la teoría y práctica de “management” y liderazgo es una filosofía política cargada hacia ciertos valores.
La palabra “management” no tiene traducción exacta en ningún otro lenguaje, excepto en Hebreo, creo yo. De hecho, en español la palabra manejar (manage) solo se refiere a la conducción de caballos y automóviles.

Yo sugeriría que la metáfora de manejar autos o caballos para el rol de management o liderazgo en el paradigma actual no es muy lejano a la realidad. Después de haber buscado en muchos diccionarios sinónimos para el concepto “to manage”, he encontrado que el común denominador para todos los sinónimos es el supuesto de que “management”, como proceso, es conducido por vía única de un solo flujo de energía: Nosotros, los managers/ejecutivos/líderes (palabras diferentes con la misma connotación elitista: “Nosotros somos los jefes; ustedes no.”) ustedes son manejados.

Nosotros decidimos lo que la organización debe hacer, y después, a través de varios medios, hacemos que ustedes, los guiados, los manejados, ejecuten esos deseos.
Yo estoy manejando. Guiando bien si yo escojo bien hacia a donde ir, y si el carro o el caballo-la organización/aquellos a quienes yo manejo-ejecutan mis planes como yo lo deseo.

El análisis que lleve a cabo de libros de management, teoría, y aplicación, y el análisis de diccionarios, reforzaron esta noción elitista de lo que management y liderazgo se tratan. He aquí algunos de los sinónimos que encontré para “manage”: gobernar, controlar, manejar, manipular, planear para, dominar, decidir por. En este contexto, el concepto “motivar” es sinónimo de “manipular”; Yo sé lo que yo quiero que tú hagas. La única pregunta es: ¿Cómo te motivo? O sea, ¿Cómo hago que quieras hacer lo que yo quiero que hagas?

Un ejecutivo japonés, Konosuke Matsushita, de Matsushita Electric Industrial Company, en Industrial Participation (1985, p. 1,8) es citado así: “la esencia del management es sacar las ideas de las cabezas de los jefes y ponerlas en las manos del trabajador.” (Yo hice el énfasis.)
¿Y qué tal el “liderazgo”? la connotación elitista no cambia. Esto es lo que Dwight D. Eisenhower decía acerca del liderazgo: “Liderazgo es el arte de lograr que alguien más haga lo que tú quieres que se haga porque él quiere hacerlo.” (Las itálicas son mías).

¿Notan que este flujo de energía de una sola dirección no es democrático?
Los que son gobernados no tienen voz respecto a quien o cómo los gobernará. Pongan atención en las palabras “supervisor” y “subordinado.” “Supervisor” se origina de las palabras superior visión, y “subordinado” es sub-ordinario.

“Management” no solo es un proceso. Promueve una estructura de clase elitista.
Este paradigma elitista y no democrático de management o liderazgo emerge porque los padres fundadores de la teoría de management- Taylor, Fayol, Urwick, Newman, Koontz, , , -derivaron sus análisis del proceso de management de sus propias experiencias con organizaciones estructuradas jerárquicamente, no democráticas, manejadas industrial o militarmente.

Es verdad que la escuela de management de relaciones humanas introducida por Elton Mayo inició una preocupación por el elemento humano, y de ahí surgió el campo de la ciencia del conductismo, pero el paradigma no cambió. El “management” o liderazgo aún usan un flujo de energía de una sola dirección: Yo soy “manager”/líder y por lo tanto ustedes están siendo manejado/guiado.

Ustedes no tienen una manera institucional de elegir si yo seré su líder o no, y tampoco tienen el innegable derecho de influenciar como ejercito mi autoridad sobre ustedes. Ustedes no pueden reemplazarme, pero yo a ustedes sí. El sistema es, en el mejor de los casos, un autoritarismo benigno.
Esta estructura, yo sugiero, es parecida a la relación padres e hijos, y tal vez esto explica porque la teoría y práctica del “management” y liderazgo, mientras estaban siendo desarrolladas, y mientras se están practicando y enseñando en la actualidad, se sienten familiares, y por ende, aceptables.

La teoría y práctica de “management”, basadas en el paradigma existente, promueven la distinción de clases y la polarización. Promueven un sistema de recompensas en el cual los ejecutivos pueden recibir el salario de un trabajador multiplicado por cien o más. Establecen un sistema en el que, los que tienen, tienen mucho y por lo tanto son políticamente poderosos; mientras que los que tienen poco, si es que tienen, se perciben a sí mismos como marginados e impotentes, sin el poder de promover los intereses propios democráticamente.

Yo sospecho, que las repercusiones son una depresión muy extendida y una apatía por parte de las masas en relación al trabajo y sus condiciones; masa que se sienten condenadas al dolor y la desesperanza puesto que el socialismo tampoco fue una solución.

Y aún hay más en esto. Creo que la teoría de “la mano invisible” de Adam Smith- que dicta que la competencia, o las relaciones adversarias en un libre mercado, al final producirán la distribución óptima de recursos- ha impactado subconscientemente el paradigma de management también. Hizo legítimas las relaciones adversarias entre management y los trabajadores. Entre los líderes y los guiados. Así como la atmósfera competitiva entre gerentes y líderes.

La adversidad no solo es tolerada sino que también se hace legítima. El paradigma hace del conflicto algo legítimo al tiempo que el ambiente que crónicamente está cambiando y que hace más complejos los problemas; requiere más cooperación en lugar de competencia.

Y aún hay más. La teoría y práctica del liderazgo y “management”, el paradigma que existe ahora, están basadas en la cultura Estadounidense de individualismo. Un individuo, él o ella, tiene la autoridad, como individuo, de tomar decisiones. Aunque el consejo de directores toma decisiones como grupo- el paradigma de individualismo no ha cambiado. El director general (CEO), es elegido por el consejo y destinado a reportarles a ellos, tiene responsabilidad individual de producir resultados, y esta rendición de cuentas individual penetra a todos hasta la última persona con un puesto de autoridad.

El individualismo da pie a la soledad, no solo en lo más alto. Penetra todos los rangos de autoridad. En una atmósfera rápidamente cambiante- que por definición significa problemas nuevos que surgen intermitentemente y que deben enfrentarse- la soledad significa estrés continuo e incesante.
La solución debió ser “management” participativo, pero la participación en la toma de decisiones no es una piedra angular en la cultura Estadounidense. “El tiempo es dinero” y el “management” participativo lleva tiempo y por ello es visto, en el mejor de los casos, como un mal necesario.

El resultado de todo esto es una cultura en la que la presión del tiempo domina la toma de decisiones; una cultura en la que hay una loca carrera para alcanzar metas financieras; una atmósfera de relaciones adversarias tanto en el lugar de trabajo como en el mercado; con la soledad en la cima así como en todos los puestos directivos, y elitismo que desmotiva a las masas y termina en una pérdida de identidad.

El paradigma existente promueve una cultura que incrementa el botín económico pero solo para algunos, a expensas de la satisfacción emocional y social, y a expensas de las desprotegidas masas.

Hay más. Y no debe ser ignorado. La falta de poder y confianza en el lugar de trabajo erosiona inconscientemente la democracia política. ¿Por qué debería de creer la gente que pueden tener un impacto en Washington si ni siquiera pueden tener un impacto en su lugar de trabajo?

¿No es irónico que por un lado mandamos a nuestros hijos a morir para promover la democracia alrededor del mundo y por otro formamos a millones de “managers” para hacer lo opuesto?

Se necesita un nuevo paradigma de teoría de “management”: una teoría universal que sea neutral en relación a la cultura y a la industria, que no sea elitista, que nutra los procesos democráticos y las relaciones sociales al tiempo que produzca resultados económicos superiores.

Para aquellos que conocen la práctica y teoría del “management” Symbergético, ahí está.

Pueden consultar el original en inglés: http://www.ichakadizes.com/a-paradigm-shift-in-leadership-theory-is-needed/

Pueden consultar los libros del Dr. Adizes en: https://adizes.com/books/

Traducción revisada y corregida por Rubén CB spineofpinke@yahoo.com
y revisión contextual de Roberto Bonilla roberto@novarum.mx

¿Te gustaría ser el presidente de un país democrático?

Adizes (Traducciones)

Publicado en Adizes Insights, 9 de febrero 2007
Por Dr. Ichak Adizes*
*El Dr. Adizes es el fundador del Instituto Adizes https://adizes.com en Santa Bárbara California y reconocido consultor a nivel mundial

He intentado reorganizar los poderes ejecutivos de varios países democráticos, en vano. Si tuve éxito, fue debido a la aplicación informal – a través de asistentes al Primer Ministro o Presidente-. El organigrama no cambió.

Por lo general, el organigrama necesitaba cambiar porque el país tenía algunos problemas o prioridades y su gobierno no estaba organizado para atenderlos directamente. Tomemos, por ejemplo, el problema de las drogas en los Estados Unidos. El zar de las drogas, como se le llamaba, debía coordinar otros ministerios en la guerra contra las drogas. En otras palabras, era un zar sin soldados. No hay oficiales o generales; sin tropas Lo que él era capaz de lograr, se consiguió a través de mucho rogar y suplicar.

No funcionó y no puede funcionar. ¿Por qué no? Porque la estructura del poder ejecutivo está determinada por la ley. Para eliminar un ministerio y establecer otro, uno debe pasar por el poder legislativo para obtener la aprobación. Esto se complica, porque es el intercambio político el que determina quién obtiene qué cargo o ministerio: por ejemplo, para alentar a un partido a unirse a una coalición en particular, la coalición puede ofrecerle el liderazgo de, digamos, el Ministerio de Economía.

Por lo tanto, tratar de hacer cambios en los ministerios significa intercambios políticos adicionales, que podrían desestabilizar al gobierno o incluso provocar la caída del gabinete. En Montenegro, la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (con un presupuesto pequeño) está estructurada para informar al Ministerio de Turismo.

Debido a que el país está tan entusiasmado con el desarrollo del turismo, La agencia se ve obstaculizada en la protección del medio ambiente. Es lo mismo que si el departamento de control de calidad de una organización fuera parte de la producción.

Cuando el liderazgo de los ministerios se asigna a los partidos políticos, estos nombramientos tienden a depender de la política interna del partido. Por lo tanto, es más que probable que se tomen las decisiones equivocadas. Tomemos a Israel, por ejemplo: una vez tuvo un ministro de defensa que no tenía experiencia en asuntos de defensa. En realidad, era un lider sindical.

Los presupuestos de los ministerios también se convierten en parte del «toma y daca» político. En Israel, por ejemplo, los partidos religiosos siempre insisten en liderar el Ministerio del Interior, que determina la ciudadanía y realiza la función de guardián de la puerta en cuanto a quién es un judío. A cambio de votar con el Primer Ministro, esperan una asignación presupuestaria significativa para las escuelas religiosas, aunque esa podría no ser la prioridad más importante del país en ese momento.

Ahora, vean como maniobra su agenda el Primer Ministro. El gobierno no está estructurado para enfocarse en sus prioridades; el presupuesto no refleja sus prioridades; y la gente que encabeza los departamentos de gobierno no necesariamente tienen las habilidades requeridas para el trabajo. Encima de eso, los cuerpos de gobierno que pertenecen a otros partidos diferentes a los del Primer Ministro son más leales a sus partidos que al Primer Ministro. Y por supuesto, algunos de los ministros de su propio partido están secretamente rogando por su caída para poder tomar el puesto. Bajo estas circunstancias, ¿Que tan motivado estaría usted para tomar decisiones difíciles y que posibilidades habría de que se tuvieran buenos resultados?

Aquí hay una barrera más para su efectividad como líder: una parte importante del presupuesto del gobierno se destina a pagar a los empleados del gobierno, que están organizados en sindicatos fuertes y tienen un alto porcentaje de votantes activos. Si intentas hacer una reforma económica que amenace su participación en el pastel del gobierno, los sindicatos harán huelga, el país se paraliza y lo más probable es que no seas reelegido. ¿Qué harías? (Estoy describiendo Brasil aquí). Actuarías como si tuvieras el control, harías muchos discursos, pero no harías olas, ¿verdad?

Lo mismo puede decirse del gobierno de Vicente Fox en México. Intenté otorgar más poder a las agencias gubernamentales de orden público porque era prácticamente inexistente (el motivo será un tema adicional). Pero la creación de tal estructura requiere la aprobación del Congreso, pero Fox no tenía control ni de su propio partido, mucho menos del Congreso. Además, la mayor parte del presupuesto del gobierno se destinó a la educación, que fue y es ineficaz, obsoleta e injustificadamente costosa. Por lo tanto, la educación tiene recursos que desperdicia, mientras que la ley y el orden están en una dieta anoréxica, pero el cambio no puede ocurrir: el sindicato de maestros es extremadamente poderoso y votan en masa.

Así que, ¿Qué es lo que sucede? Nada más allá de las promesas vacías. No creo que sea extraño que la gente no confíe en sus líderes políticos. Lo que no puedo entender es por qué una persona normal querría liderar en esas circunstancias.

La única explicación que se me ocurre es que el ego del líder potencial es tan enorme que se convierte en un prisionero de su ego y cree que puede superar lo realmente inmanejable. O bien, entra en negación y se convierte en el rey del cuento infantil «El Traje Nuevo del Emperador». El Pretende liderar y ser poderoso, mientras que en realidad todos saben que está desnudo, y que en realidad no tiene capacidad de gestión.

¿Qué hacer? Eso lo dejo para otro análisis.

Versión en Inglés:
http://www.ichakadizes.com/would-you-like-to-be-the-president-of-a-democratic-country/

Este articulo fue publicado también en el libro:

Adizes Ichak K. (2009) Insigths on Policy. Adizes Institute Publications. pp. 62-64 https://adizes.com/books/

Traducción revisada y corregida por Rubén CB spineofpinke@yahoo.com
y revisión contextual de Roberto Bonilla roberto@novarum.mx

¡Con pasión por México!

Transformación de Sociedades

Hoy es diciembre 2 del 2018, y después de una intesna jornada cívica del día de ayer, se me van acomodando mis ideas:

1. Ratifico mi propósito inicial como ciudadano en este primer semestre del nuevo gobierno es UNO: reducir las expresiones de polarización en los diferentes grupos en el espectro izquierda vs derecha. E impulsar que es Tiempo de Méxicar, de activar la orquestación de México, vía miles de orquestadores sociales enfocados en mexiquitos.

2. Un nuevo veinte respecto el anterior, ese espectro izquierda – Centro – derecha y todo los puntos intermedios pudiera o quizá debieran estar viviendo sus últimos lustros en el planeta

3. En los mensajes de nuestro nuevo Presidente hay varios grupos de ideas, conceptos o planteamientos

A. Los que mencionó en ambos discursos

B. Los que sólo mencionó en la cámara de diputados

C. Los que sólo mencionó en la cámara de senadores

D. Los que NO mencionó y que ya había mencionado en campaña

E. Los que emergieron en el periodo de transición y no había mencionado antes y tampoco mencionó en los dos discursos

F. Y temas que siendo vitales para el país no están en su radar

Ejemplos de los que no mencionó en ninguno de los discursos:

A los gobernadores y presidentes municipales

A los delegados estatales

A los lideres religiosos (en el zócalo si mencionó a las religiones)

En el zócalo NO se aclaró cuál bastón de mando estaba recibiendo ya que hay una enorme diversidad de grupos indígenas distantes geográficamente y distintos en sus usos y costumbres

En once TV después de concluir el mensaje del zócalo, mencionaron que EPN recibió aprox 10 bastones de mando en sus 6 años

Quizá me falte precisión pero si mal no recuerdo con los diputados no mencionó la desconcentración de secretarias y en el zócalo sí

En cámara de diputados habló de créditos a los campesinos ejidatarios a la palabra y en el zócalo enfatizó mucho que serán sin intereses

El punto y final -que el Presidente propone- para NO perseguir a los corruptos del pasado reciente y no tan reciente fue mucho más enfatizado con los diputados.

El número meta de estudiantes a atender en las nuevas 100 universidades solo lo mencionó en el zócalo; 63,000 y enfatizó que serán gratuitas, finalmente serán pequeñas Universidades con 630 alumnos en promedio, todo un reto las inversiones y gastos permanentes asociados y el conseguir buenos maetsros en las diferentes y remotas regiones.

Tengo la impresión que no mencionó en ninguno de los dos discursos el acceso a universidades públicas sin examen de admisión

Me falta conseguir la versión estenográfica del segundo discurso para precisar más este análisis

Se podrá pensar que es ocioso y sin valor, y sin embargo no lo es, cuando son discursos leídos, y preparados con un par de semanas de antelación al menos

En los dos discursos siguió usando refranes mexicanos que facilitan la comprensión de su mensaje como las escaleras de barren de arriba para abajo, y el famoso ¨me canso ganso¨, lo volvió a mencionar en relación a la activación del aeropuerto de Santa Lucía

En ambos discursos: primero los de abajo

Y de manera diferente en ambos discursos incluyó ingredientes polarizantes pensados en el perfil de la audiencia que tenía enfrente.

En cámara de diputados todos los señalamientos contra el neoliberalismo que terminó haciéndolo sinónimo de corrupción (es grave pues equivale a generalizar que el libre mercado de facto es corrupto)

Y en el zócalo el ¨no me dejen solo, porque sin ustedes los conservadores me avasallarían facilmente, pero con ustedes me van a hacer lo que el viento a Jurárez¨

Sin dejar de mencionar que realmente NO es necesario que diga que NO quiere reelegirse, pues eso de facto ya está establecido claramente en la constitución

 

Si tienen elementos que ayuden a completar este análisis preliminar o comentarios son bienvenidos

¡A darle! A Mexicar con ¡pasión por México!

fuente de la imagen de portada: https://insta-stalker.com/profile/pasionpormexico1/ y de la segunda imagen http://sec26franciscoimadero.blogspot.com/2016/12/aniversario-de-la-revolucion-mexicana.html

Lecturas complementarias: Tiempo de Mexicar http://blog.nmx.mx/transformacion-de-sociedades/2018/tiempo-de-mexicar/

Si Consulto, No consulto, ¿consulto?

Transformación de Sociedades

El nuevo gobierno en México, asocia las consultas o encuestas casa por casa con el modelo de democracia participativa, e insiste que la primera consulta (relacionada con la ubicación del nuevo aeropuerto) que se realizará a finales de octubre (2018), será vinculante, sin embargo con la poca información que han compartido se habla de que en solo 528 municipios se instalará un promedio de 2 casillas por municipio.

En otro articulo reciente, se estimaba que votarán entre 100,000 y 500,000 personas, si tomamos como referencia las 500,000 personas (en un país de 130 millones de habitantes) y dividimos entre las 528 casillas durante 4 días, estando abiertas las casillas 8 horas diarias, resulta que deberan recibir en cada casilla a 30 personas por horas, o un voto cada dos minutos , pero tupidito, las 8 horas sin parar. Quiza por eso es el rango tan amplio entre 100,000 y 500,000 personas.

Una muestra de ese tamaño pudiera ser representativa del “deseo” de la totalidad del país siempre y cuando cumpliera con una doble aleatoriedad: primero elegir los 528 municipios de manera aleatoria y después elegir de la misma forma, a quienes deberan votar, eligiendo en promedio a 1000 personas al azar del padrón de electores en cada municipio, debiendo seleccionar al menos el doble en cada municipio ya que la tasa de ausentismo pudiera ser muy alta.

Y como el proceso NO sera organIzado, ni diseñado, ni ejecutado, ni supervisado, por el INE, por definición NO puede ser vinculatorio, que cabe aclarar que aun siendo organizado 100% por el INE, puede definirse como vinculatorio o no vinculatorio.

De manera que legalmente, si el presidente electo decide ejecutar a ojos cerrados el resultado de esta extraña consulta – encuesta, eso NO significa que sea legalmente vinculatoria, simplemente significará, que el presidente electo al no querer o poder tomar una decisión entre él y su equipo y expertos que han sido consultados, simplemente esta decidiendo que es una mejor decisión la que tomen esos 100 mil a 500 mil mexicanos, y finalmente será SU decisión y por ende seguirá siendo 100% SU responsabilidad.

Tampoco se ha comunicado si simplemente será una boleta con las diferentes opciones y que solo se pueda elegir UNA opción, o seran varias preguntas de opción mulitiple. Que si este fuera el caso sería muy valioso preguntar: edad, ocupación, grado escolar, nivel de conocimiento del asunto a votar, y finalmente que emita su voto.

De igual forma, no se comunicado con que % de votos se elegirá la opcion ganadora, ni cuál será el minimo de ciudadanos que se requiere que voten, para que sea estadísticamente valida la encuesta o si al no cumplir con este mínimo habrá una segunda vuelta. También es necesario saber cómo se eligiran a los funcionarios de casillas y la metodología para evitar que una persona vote varias veces.

Ahora bien, tampoco existe (que yo sepa) un reglamento, procedimiento o ley en dónde se explique cuales son los criterios para someter a votación los diversos temas responsabilidad del gobierno federal, que conste que no estoy en contra de una autentica democracia participativa, sino de que se realice de manera desorganizada, no bien diseñada y con baja participación y baja confiabilidad estadística.

Y ademas esta el asunto de los temas que SÍ serán consultados y cuales NO serán consultados, y vaya que es de suma importancia el entendere cómo vamos a transitar los siguientes 5 años y 10 meses, ya que, bien se puede aprovechar el ejercicio para de una vez aprovechar y someter a consulta otros temas, por ejemplo: el presupuesto de egresos, el nuevo nivel de salario mínimo para el 2019, el número y ubicación de las nuevas refinerías, si el ejercito sigue en las calles o se acuartela, las diferentes estrategias para combatir al “huachicoleo”, obvio el tren maya y las diferentes rutas alternativas, el monto de pensión para los ancianos y de paso también la edad a partir de la cual podrán recibir dicha pensión, el número de nuevos soldados, policias y marinos a contratar, los apoyos a los ninis y estudiantes, la propuesta de cancelación de la reforma educativa, si se aplicará o no la tecnología del ”Fracking”, así como el porcentaje de incremento de sueldo a quienes ganan menos de $ 20,000.00 mensuales, etc., etc.

¿Por qué en ciertas decisiones multimillonarias el ganso no se cansará hasta que sean una realidad?, y ¿por qué en otras decisiones el ganso no solo estará cansado, sino que ni siquiera sera convocado a participar sin cansancio?

 

O quizá estoy pidiendo mucho, y realmente se pondrán dos urnas por municipio y los ciudadanos que pasen por ahi y porten su tarjeta del INE pasaran a votar o veremos camiones de acarreados de los diversos partidos bajando por una puerta para ir a votar y de regreso subiendo por la otra puerta recibiendo su refrigerio para regresarlos a su remotas colonias o comunidades con la satisfacción del deber cumplido.

Después de todo, si 30 millones de mexicanos votaron por el presidente electo, casi un promedio de 1 millon de ciudadanos por estado, no debe ser muy dificil conseguir 500,000 en todo el país aproximadamente 1000 por municipio y “cumplir” con la consulta ofrecida en campaña y finalmente obtener el resultado esperado por el mismo presidente electo y su equipo.

Y mientras obtenemos las respuestas a muchas interrogantes aquí planteadas, podemos seguir dehojando la margarita.

 

 

La democracia a la mexicana

Transformación de Sociedades

El 23 de noviembre de 1983 Enrique Krauze escribió: Por una democracia sin adjetivos, pronto se cumplirán 35 años de este documento que recapitula la evolución de la democracia en México desde el golpe de estado de Porfirio Días en 1876 y cien años después que nuestro país -incluso- fue reconocido como “El milagro mexicano” por su desempeño económico
Hoy es claro que la democracia requiere de adjetivos, ya que es evidente que cada país la “cocina” de manera diferente, y con múltiples especias y aderezos
En la democracia a la mexicana, nos han invadido las frecuentes encuestas que ahora se generan como bolillos cada semana, y las revisamos por encima, sin reparar en lo que hay detrás de ellas.
Leamos la letra chiquita de cualquier encuesta y veremos que a lo mucho la muestra es de 1200 a 2500 personas, de un total de 88 millones de mexicanos con credencial de elector, esto es un 0.0028% de todos los electores. ¿Y con eso queremos pronosticar los resultados del 1o de julio?
En teoría la muestra debe ser aleatoria en todo el territorio mexicano, para que hubiera representatividad, lo que implicaría tomar muestras al azar de 50 a 80 mexicanos por estado, solo que por sentido práctico, la mayoría de las encuestas se hacen telefónicamente lo que descarta de entrada a las personas que no tienen teléfono, o los millones de personas que no contestan a teléfonos desconocidos por temor a ser extorsionados en el peor de los casos, o en el “mejor”de los casos a ser mareado por un vendedor telefónico.
Sin duda vivimos una tormenta perfecta generada a fuego lento, por una sucesión de gobiernos que si bien han logrado muchas cosas positivas, también han quedado a deber en temas claves para poder sustentar el paso de México hacia llegar ser un país desarrollado.
Los indecisos, los que no piensan votar, los que piensan anular su voto, quienes votan por primera vez, los de la tercera edad que han vivido lo que está en los libros como la historia de la democracia en México, y así le podemos seguir, identificando sub grupos que prácticamente tienen en sus manos el lograr -quizá con 30 o 35 millones de votos- definir quien será el siguiente presidente de México.
No olvidemos que Enrique Peña Nieto, “gano” la elección con tan solo 19 millones de votos de un total de 80 millones de posibles votantes esto es con un 23.7% de los electores, ¿por qué? Porque en el 2012 NO votaron el 37% de los posibles electores, esto es ¡29.6 millones de votos!
De 80 millones en números redondos: 20 votaron por Peña Nieto, 30 se abstuvieron de votar, y otros 30 votaron por otros candidatos, lo quiere decir que el 75% de los mexicanos NO aprobaron que Peña Nieto fuera presidente. Extraña democracia ¿o no?
Como un analista comentó recientemente: Las elecciones se ganan o se pierden el día de la elección.
Estamos a pocos días del 1º de julio, es el mejor momento para que en lugar de seguir mareados por tantas encuestas, nos enfoquemos en revisar con detenimiento las propuestas de los cuatro candidatos, y decidir de manera razonada nuestro voto, y dejar atrás la indecisión o abstención… que por cierto según la encuesta que veamos, pueden llegar a ser entre 20 y 30% del padrón electoral (88 millones de posibles electores en este 2018).
De nosotros depende el no volver a tener un presidente que sea elegido por una minoría de votos, digamos ¡NO!, al abstencionismo, y estemos listos para participar en esta jornada electoral histórica. ¡México cuenta con tu voto!
 

https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_federales_en_México_de_2012