Tu empresa, el Coronavirus… ¡y los conejos lampareados!

Es casi imposible el tratar de aislarnos del coronavirus y al mismo tiempo dejar de ver noticias o temas relacionados con ésta pandemia.

Su origen es aún controvertido, la realidad es que aquí está, y finalmente llegó a México, en donde lo lógico sería que pudiéramos capitalizar las lecciones aprendidas en otros países. Y que sin importar si las indicaciones de las autoridades correspondientes, al nivel de nuestra empresa y familia, actuemos con base a la información que tenemos a la mano.

Hace años, -quizá unos 15 años- nos visitó en León Guanajuato la Dra. Luisa Kelly, y aprovechamos para organizar un seminario para directores de empresas. Y se me quedó grabado un concepto, que es valioso recordar, en aquel entonces nos dijo: “el entorno en el que operan las empresas es el mismo para todas las empresas, y en ambientes de crisis, algunas logran salir adelante y otras literalmente pasan por muy malos momentos o incluso desaparecen. La diferencia entre unas y otras empresas, reside en su equipo directivo y gerencial ya que sin ellos quienes toman las decisiones en favor de la sobrevivencia de la empresa”.

Y de hecho así es, sin dejar de reconocer, que aunque el entorno es igual para todas las empresas, algunas se pueden ver afectadas en mayor o menor grado, según su giro y modelo de negocio, pero aún así, las decisiones de sus directivos y gerentes son vitales, para salir adelante en entornos adversos.

¿Qué podemos aprender de otros países que ya están aplicando medidas más severas? (Para detener la velocidad de contagio de Coronavirus)

En el caso de España, las circulación de las personas en las calles se permite solamente bajo cuatro circunstancias:

Para ir a trabajar, y para ello la empresa les debe dar un salvoconducto, para evitar ser multados por la policía
Para ir a comprar alimentos
Para ir a comprar medicinas o a citas médicas
Y, para sacar a pasear in tiempo breve a los perros

De tal manera que si un ciudadano no cae en ninguna de estas cuatro categorías, solo debe estar en un lugar: su casa

Desde mi punto de vista los primeros tres puntos son de vital importancia en este momento, ya que implica que si en tu empresa no existe la posibilidad de que tus colaboradores trabajen desde sus hogares (“home office”), entonces deberán seguir trabajando, con las debidas medidas de higiene y seguridad.

En la medida de lo posibles, debemos estar conscientes, de la importancia de que las empresas continúen sus operaciones, ya que de ellas dependen millones de empleos que se traducen en millones de de familias que reciben su sustento de esas empresas, que deberán encontrar los caminos para Sí continuar sus operaciones regulares

El reto no es menor, y lo deseable es que el gobierno en sus tres niveles (federal, estatal y municipal) adopten medidas denominadas como Contra cíclicas, cuyo fin es precisamente paliar la natural desaceleración de la economía, y buscar por todos los medios que las empresas no se vean precisadas a cerrar sus puertas. Y al mismo tiempo busquemos consumir en establecimientos pequeños, que podrían verse en situaciones muy difíciles debido a una brusca caída de las ventas y/o la cobranza.

Entre las acciones que el Gobierno puede activar, son apoyos a las empresas identificando ciertos tipos de apoyo, para cierto perfil de empresas, no necesariamente debe ser igual para todas las empresas

La figura de abajo se presenta como ejemplo, el tipo de apoyos que está solicitando Coparmex al Presidente de la república

 

Sin embargo, al margen de los posibles apoyos del Gobierno, que al momento de escribir éste artículo, aún NO son realidad… solo una posibilidad

 

De manera que lo que nos queda, es activarnos estratégicamente en nuestras empresas y explorar que acciones deberemos llevar a cabo para que al menos podamos asegurar que podamos generar el escenario 1 que les comparto en la siguiente figura:

 

Para describir las acciones que deberan tomar en sus empresas les recomiendo agruparlas en los siguientes 5 factores claves en la dirección de toda empresa u organización en términos generales:

¿Qué ajustes deberemos hacer en cada grupo?

Grupo 1: Temas financieros

 

Grupo 2: Temas comerciales, de nuevas oportunidades en el mercado y cambio en el entorno global y nacional (ej. efectos de tipo de cambio peso a dólar en tu empresa)

 

Grupo 3: Temas relacionados con el sistemas de gestión de tu empresa (sistemas y procesos)

 

Grupo 4: Temas referentes al capital humano en tu empresa y su retención y satisfacción personal

 

Grupo 5: (el más importante) dueños, directivos y su forma de dirigir y liderar la empresas y el aseguramento de que se cumplan los planes para salir bien librados de ésta crisis.

 

Como podrán ver, el Coronavirus, en realidad está sirviendo como catalizador de muchos otros cambios que están ocurriendo simultáneamente a nivel global y nacional.

 

Es importante NO quedarnos como conejos lampareados, y empezar a actuar con determinación y pasión, ¡YA!

 

Si requieren realizar una consulta rápida, estoy a sus órdenes en roberto@novarum.mx

Responder a Rodrigo Moreno Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 Comments

  • se te olvida incluir el tema de que la brecha generacional fuera de la empresa está causando que muchos jóvenes no presten atención a las recomendaciones de seguridad, salubridad e higiene y siguen en su día a día de manera normal. Solo es hasta que la mugre pega en el abanico es cuando tomarán más en serio la situación. Esto le pega de manera indirecta a las empresas y a las cadenas de suministro mundiales que ahorita ya está empezando a ver sus efectos con cierres de plantas en Europa y EEUU
    China se recupera, llevó al mundo de cabeza con sus tres meses de inactividad y ahora ellos tienen que esperar otro tiempo igual o mayor en que el resto del mundo se reactive
    Es una crisis que no se había visto en decenas de años

    • De acuerdo Jorge, hay muchas variables, que explíctamente no mencioné y coincidio contigo que es una dimensión de crisis, que pudiera llegar a parecerse a la de 1995 (-6% de pib), o 2008 (-5% de PIB) … ahora ya hay pronósticos para México de -4%!!!

  • Coincido totalmente en que la última palabra la tienen los cuadros directivos, sin importar si es IP, ONG, Gobierno o Academia. Lo interesante es que la mayoría de las organizaciones que hoy están tomando decisiones y acciones para «lidiar» con la situación, poco han dedicado a escuchar y a trabajar con «su gente» y el entorno.

    Pensemos en la Ley de la Complejidad Mínima Requerida. La cantidad, complejidad y complicación de las variables de entorno externo e interno que las organizaciones están enfrentando es monumental; y el repertorio de ideas, conceptos y comportamientos del cuál estamos echando mano para generar las rutas de acción normalmente se circunscribe a lo que sólo un puñado de notables puede congregar…

    Ahora, más que nunca, requerimos de procesos de innovación y trabajo en equipo para atender, entre otros, los 5 puntos descritos en el artículo.

    • Gracias Nico, tienes razón, un liderazgo incluyente es importante, escuchar de manera auténtica todas las voces. Además ayuda a que aumente el nivel de comprensión y sentido de pertenencia a las decisiones tomadas